Resonancia Magnética

Con el estudio de Imagen por Resonancia Magnética (IRM) los médicos son capaces de obtener gran información acerca de la estructura y forma de las diferentes partes del cuerpo que se pueden analizar. Este estudio utiliza imanes potentes que generan un campo magnético y ondas de radio que, mediante una computadora, pueden medir sus variaciones al pasar por el cuerpo de estudio y luego interpretarlas como imágenes.

A diferencia de la Tomografía, la Resonancia Magnética no utiliza radiación, por lo que no se han encontrado efectos secundarios ni riesgos por su aplicación.

Esta técnica no invasiva es utilizada principalmente para el diagnóstico de enfermedades, así como para el seguimiento y monitoreo de algunos tratamientos. Consiste en recostarse en una cama que posteriormente es ingresada en un tubo que contiene al imán. La máquina puede llegar a realizar ruidos fuertes, y debido a que el estudio dura algunos minutos, esto puede generar incomodidad para algunos pacientes.

Debido a que utiliza un campo magnético muy fuerte, debes indicar a tu médico si cuentas con algún implante metálico en alguna parte de tu cuerpo, además de que te será solicitado que remuevas todos los objetos de metal que traigas contigo, ya que estos pueden causar imágenes borrosas.

Es importante, además, realizar la indicación al médico si crees que existe la posibilidad de que estés embarazada, ya que el estudio puede causarte estrés a ti y al feto.

Cifras

Te puede interesar

Salud Digna y Farmacon, apoyando a la salud de las familias sonorenses

Salud Digna es la red de optometría certificada más grande en México

Salud Digna recibe el Premio Nacional de Calidad 2016

Salud Digna inaugura el Centro de Entrenamiento y Certificación

Fundación Vizcarra y Gobierno de Durango suman esfuerzos por la salud de las familias del estado

Salud Digna e ISSSTE firman convenio para realizar mastografías a derechohabientes